3/3/10

También son Sevilla



Acabo de llegar a casa después de la visita que hemos hecho esta tarde a los barrios de Sta.Teresa y Regiones Devastadas en Sevilla, en la zona de Amate. Llovía, a ratos a cántaros, y el viento ha revoleado alguno de nuestros paraguas. Hemos estado en la Asociación de vecinos Sta. Teresa con el presidente, los miembros de la junta directiva y algunos vecinos que se han acercado a saludarnos. Es un barrio de gente trabajadora azotado por el paro en estos tiempos. Las casas son de los años 60 (he visto fotografías del barrio en 1967).

Habría sido una visita más, interesándome por la situación del barrio y los problemas de la gente, haciendo política desde la distancia corta, si no me hubiera encontrado con Victoria y con María y no me hubieran enseñado sus casas. A partir de ahí la distancia más corta es el abrazo fraterno y solidario y la palabra comprometida. Les he dicho que iba a levantar la voz con ellas, y empiezo a hacerlo escribiendo este artículo.

En las fotos podéis ver lo que he visto esta tarde en la ciudad de Sevilla. No es un barrio marginal, ni son personas excluidas, pero viven en unas condiciones inaceptables en nuestro tiempo y en nuestro espacio, en el siglo XXI y en Andalucía. Son andaluces los que habitan es esas casas. El padre de María falleció hace poco y su madre y ella se han ido a casa de unos familiares a Alcalá de Guadaira, su casa amenaza ruina y la Gerencia de Urbanismo de Sevilla quiere cobrarles por apuntalarla.

Victoria y su familia (4 personas) no se van a ir, no tienen donde ir, no quieren irse de su casa porque temen que cuando vuelvan encuentren los escombros y la factura del derribo. El hijo de Victoria volvía de comprar un plástico para ponerlo sobre el tejado.

A ambas casas se les ha caído el techo de escayola y el forjado de la cubierta deja pasar el agua de la lluvia incesante. Os podéis imaginar la humedad y el olor. Yo, además, he visto el susto de María y las ojeras de Victoria. Y no puedo quedarme quieta y en silencio.

Reclamo una solución al gobierno de Sevilla, porque la tarea de los gobernantes es encontrar soluciones a los problemas de los ciudadanos. Y este es un problema grave, muy grave. Ellas se sienten abandonadas a su suerte, en riesgo de perder su casa, sus cosas, sus recuerdos y, encima, tener que pagar a la Gerencia de Urbanismo una cantidad de dinero que no tienen.

Reclamo una respuesta acorde a la dignidad de estos ciudadanos. No son seres invisibles ni personajes de un cuento de Dickens, son sevillanos reales, con derechos y obligaciones, que viven en la "Andalucía imparable" y en "la ciudad de las personas", más allá de los eslóganes y de la propaganda vacía de contenido, son personas que justifican mi compromiso político. En María y en Victoria reconozco a los andaluces por los que yo peleo, reconozco los motivos por los que no me canso y reconozco la tarea que voy a continuar.

4 comentarios:

Incongruente dijo...

¡Hola! Incansable, batalladora y bellísima mujer. No sabes cuanto me alegra verte de nuevo. Aquí te he buscado, pero en TV te vi y me alegré; hacía tanto tiempo que caminamos juntos un "rato" por el largo camino de la vida que seguro que ya ni recuerdas quien soy. Aunque en la red me conocen por Incongruente, pues lo soy, también algunos me conocen por Alejandro, López, por más señas, y recorrimos un buen trecho de la vida juntos allá por tiempos de la Expo del 92.
Si aún no recuerdas, no te preocupes, solo quería saludarte y expresarte mi alegría al verte de nuevo.
Espero, de corazón, que ese nuevo camino que has elegido te lleve al lugar que te mereces. A mí, la política, me decepcionó hace tanto tiempo que ya ni la considero entre las cosas que merecen la pena en la vida. Pero no te desanimes, que tú puedes tirar bien fuerte de ese carro y llevarlo a buen puerto. Un abrazo y suerte, mucha suerte.

DESPERTAFERRO dijo...

Pilar: la política en distancia corta es la que debe diferenciar a un político comprometido con lo que afecta a las personas de carne y hueso y el que quiere medrar.
La política de "besítos a los niños en el mercado, con pellíco en el moflete" durante la campaña es la que suelen hacer esta gente.
No te conozco personalmente pero lo que hasta ahora he visto de tí, me ha gustado, me mereces confianza, y, creo que los sevillanos serían muy ofortunados de tenerte a tí de alcaldesa.
Un beso.

Anónimo dijo...

Pilar animo y pa´lante, hay que seguir como vas, pero es necesario que algunos de los que se supone te acompañan también se pongan las pilas y se dejen de perder el tiempo. SE esta haciendo un trabajo bonito, cercano, batallador, sacrificado, y seria bueno que se remara aún más a una todos, un poco más, seamos generosos y pensemos en reconstruir este proyecto político y social, que nuestra gente, los andaluces y quienes viven en nuestra tierra reconozcan en nosotros que somos su voz, su mano, sus compañeros, que juntos podemos cambiar las muchas cosas malas que se estan haciendo desde los gobiernos actuales. GRACIAS APAÑERA, venga se te quiere y anima.

Anónimo dijo...

Buenos días Pilar, soy Antonio, desde Almería, una vez más felicitarte por la labor que estás llevando a cabo de acercamiento a las gentes de Andalucía, pero te pido como almeriense que aunque tengamos envidia de que una mujer como tú pueda ser alcaldesa de una ciudad tan importante como Sevilla (ojalá te presentases por Almería) no perdáis de vista en ese empeño (que comparto) a ciudades andaluzas más pequeñas y que necesitan más andalucismo porque se han enquistado en un bipartidismo que nos está perjudicando seriamente. Hay ciudades donde el PA está muy asentado pero en ciudades como la mía no, con lo que el partido debería redoblar sus esfuerzos en llegar a la mayor cantidad de personas posible. Espero que entre todos logremos el objetivo de ser representativos y para eso luchamos cada día. A vuestra entera disposición estamos los que creemos verdaderamente en esto. Un saludo y sigue así porque la política necesita gente como tú.

Buscador

Cargando...

Archivo


by Carlos Azagra