14/8/09

Carlos Cano



Me cuentan los pájaros que se han entristecido paseando por Granada. Ya no se oye la voz ronca del juglar, callejero y poeta, que llevó el nombre de la ciudad por el mundo. El cantor que llegó hasta la entrañable desmesura de cambiar de sitio la capital del mundo, Nueva York, para que fuera provincia de Granada.

Los pájaros me dicen que le pusieron el nombre del juglar a una plaza de Granada, para que en la piel de la ciudad quedara tatuado su nombre cuando se perdiera el eco de su voz, para que quedara su recuerdo en la incomparable luz de las tardes granadinas, para que quedara su memoria en los ojos de las gentes que por allí pasaran.

Y los pájaros que esta tarde vuelan en el aire de Granada han visto la plaza sucia, descuidada, con el abandono triste de las cosas que no importan, de las cosas que se olvidan. Como si la plaza no guardara el nombre y la memoria del trovador, como si a la ciudad no le importara el recuerdo de luz de Carlos Cano.

Pero en otro rincón de Granada los pájaros han visto una escultura dedicada al fundador de la Falange y ésta, ¡oh casualidad!, está limpia, cuidada, como si alguien se ocupara de mantener ese recuerdo de sangre y fuego.

Dicen los pájaros que es cierta la Habanera imposible que le cantara el juglar a su ciudad, que Granada vive en sí misma tan prisionera, que sólo tiene salida por las estrellas.

Comparto la tristeza de los pájaros. Ellos son quienes le cantan ahora a Granada y sólo reciben su silencio a cambio. En cambio, yo grito que ¡ya está bien!. Que ni Carlos Cano ni los granadinos se merecen el abandono, la indiferencia y el olvido de un Ayuntamiento que prefiere cuidar la estatua que recuerda las peores tragedias del pasado en vez de la plaza del juglar enamorado de su ciudad.

Los pájaros callan, pero yo digo que a esto habrá que ponerle remedio y quien mejor que los granadinos y granadinas que no se someten, los que llevan en el alma la misma rebeldía y la misma pasión que sobre las estrellas conserva Carlos Cano.

P.D. Esto es un ejemplo de la chorrada esa de "andalucismo constitucional" de la que habla el PP de vez en cuando. Para ellos Primo de Rivera cabe en la Constitución. Los andalucistas recordamos que la Falange detuvo y asesinó a Blas Infante.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pilar me ha gustado. Carlos era mi amigo, nos conocimos en Sevilla, casi en la clandestinidad, nos volvimos a comer la morcilla de cebolla de la "malafoya" en tetuan, allí en los pabellones Varela, Carlos se me confesó, no quería cantar la verdiblanca, el pueblo transformado en muchedumbre andaluza no merecía la canción: " De Ronda vengo lo mio cantando, la voz del pueblo...." y estos miserables de Ronda.
Un saludo que estos días te has lucío.
P´alante.
Jaime Martín (Lora del Río)

Andalucía por Uruguay dijo...

La estrella perdida (Carlos Cano)

Cuando sientas que todo se fue, que la estrella su rumbo perdió,

que el espejo no sabe de ti, que el amigo tu nombre olvidó,

y te digan que ya no hay razón ni belleza por la que morir,

que ese tiempo pasó, que eres ya un extraño en tu propio país,

las cenizas de un mundo vencido cubren los campos que no han de volver

y aquel sueño tiempo será un día: la Estrella perdida la imposible luz

y otro fuego por dentro arderá... ¡Hala, que la luz de la mañana azules pone las ramas!,

¡pajaritos a volar! ¡Hala! ¡Abrid que la vida llama, que le están saliendo alas que no las derrite el sol!

Tú que buscas otra realidad. Tú que sientes la fuerza interior,

imagina, sueña ese lugar donde sea posible el amor.

La utopía abrirá las fronteras que el mundo separan de la inmensidad,

donde la fresa vencerá tinieblas florecerá el canto de un pájaro azul

y la vida más vida será... Si este mundo ha de cambiar

yo no me pongo a llorar que vienen tiempos mejores,

porque quien mira p'atrás como una estatua de sal acaba por los rincones.

J.J. dijo...

Pilar, leyendo tus palabras y tu recuerdo a Carlos -con esa hermosa mezcla de ternura y rebeldía, al igual que tan magníficamente fundía el poeta y cantor de Andalucía en sus canciones- me has llenado el corazón del aire de la Vega..., de Pregón del Realejo. El alma se me ha llenado de campanas.

Mi corazón, tan lleno de sueños, ilusiones y utopías perdidas, te agradece saber que no está solo envuelto en una descolorida verde, blanca y verde.

Recuerda siempre "Que sólo el amor hace milagros". Andalucía necesita a gente como tú (perdoname que te tutee)

Niña morena y agil, que te diría Neruda, cuidate mucho.

Gracias desde Sevilla.

gbahkeh dijo...

Yo no tube la zuerte de konozè a D. Kahloh Kano perzonarmente, pero zí a tenío la zuerte de konozel-lo indirehtamente, a trabéh de amigoh zuyoh, ke tamién zon amigoh míoh.
Kahloh Kano kantó por úrtime beh en públiko la berde i blanka en mi pueblo, porke ze lo pidió un amigo zuyo, tamién amigo mío. Me kuentan ke la perzona zuperaba al artihta, k'era un plazé ehkuxal-le ablà i k'era un andaluzihta de loh k'ai pokoh. Me kuentan ke nunka tubo apoyo ihtituzioná, porke tenía prinzipioh i no ze bendía.
El año ke biene ze kumplen 10 z'añoh d'aker día. A bè zi dehde er Partío no noh orbidamoh de dedikarle el ahto ke ze mereze; zeguro ke loh andaluzihtah ke lo konozieron tiene muxo ke kontarnoh i loh ke no tubimoh eza zuerte, tenemoh muxo ke konozè de la perzona, del andaluzihta.
BIBA ANDALUZÍA LIBRE!!
G.Bahkeh.

Buscador

Cargando...

Archivo


by Carlos Azagra