12/8/10

Homenaje a Blas Infante, 11 de agosto de 2010

Blas Infante
"Si por fin y de una vez...
Si una mañana este pueblo despertara...
Si renacieran los orgullos con que los béticos leían el bello latín de Córdoba y, desde allí mismo, los mirtos reverdecieran y el XVIII gaditano de los galeones de Indias y el barroco cegador de Sevilla...
Si abencerrajes y zegríes se hermanaran para que Boabdil no capitulara más...
Si la vieja querella por la tierra se asumiera con planteamientos actuales y la voz de Infante, el gran malagueño de toda Andalucía, fuera conocida...
Si los andaluces que aún respiran el aire de su patria se volvieran tan conscientes como los que la añoran de lejos....
Si por fin y de una vez....
Si Madrid temblara y Barcelona respetara y los políticos ajenos los pusiéramos en su sitio...
Si reflotáramos las naos de Palos que se iban mar avante charlando en andaluz...
Si el antiguo bordón bronco tocara a zambra general y el cante de la tierra protestara serenamente...
Si cada fuéramos... Si cada uno fuéramos el resumen de todos y la luz se encendiera en los ojos del ciego de Granada....
Si el criterio tan humano que usamos para vivir tuviera voz numerosa en los escaños de la burocracia....
Si las viejas cenizas retornaran ascuas y las aascuas a tronco y del tronco brotara el verde jaenero del olivo y cantara sobre su aceite la tórtola de Doñana....
Si volviera la vieja bandera de la Alcazaba a alaegrar la cima de Almería y Abu Asbag de Guadix volviera a cantarla.....
Si Andalucía dijera que aquí está Andalucía...
Contentos del trabajo hecho, acodados en el balcón de los geranios, los ojos se vuelven esperanzas. Está la copa de Jerez rebosando para el brindis.
Y están las manos abiertas a punto de agarrar el futuro"

Estas son palabras de Enrique Iniesta, para quien pedimos la Medalla de Andalucía.
Con Enrique en la memoria y en el corazón quiero daros a todas y a todos la bienvenida a este lugar simbólico, a este km 0 del andalucismo, origen de nuestro proyecto y punto de encuentro de cuantos creemos que Andalucía es nuestra razón de sentir y de ser en política.

Porque decía Blas Infante que Andalucía es pensar y sentir. Que eso es la existencia. Si cada pensamiento no es motor de una vibración sentimental y si cada sentimiento no es un motor de la razón pura, Infante se preguntaba en dónde está el ser humano.

Por eso la política no puede ser ajena al sentir. Porque tiene tanto de emocionante impulso vital como de serena y lúcida reflexión sobre la realidad. Sin el impulso y la reflexión no hay sujeto posible y sin la realidad no hay circunstancias sobre las que actuar.

Nosotros y nuestra tarea.

Gracias a todos los que acudís de todas partes, los que estáis, los que sois parte irremplazable de esta utopía apasionante. Gracias por cada día, por cada esfuerzo, por cada latido.
Gracias Pilar por tu voz sin amarras. Gracias Antonio Manuel, mi amigo de luz. Gracias Paco por tu vanguardia. Gracias Pino por tu tesón.
-----------------------------------------------------------

Dicen algunos que éste es el año de Blas Infante. Como si el pensamiento y el legado del Padre de la Patria Andaluza cupieran dentro de un calendario de bolsillo. Le añaden honores, corren a hacerse fotos con su estatua y le celebran el cumpleaños. Como si la vida y la obra de un hombre se redujeran al momento de su nacimiento y a su representación en esfinge.

Ninguno de los que dicen eso está hoy aquí. Están de vacaciones. Ya han lavado su conciencia. Ya han cubierto el trámite del recuerdo. Ninguno de ellos entiende que lo que da sentido a la figura de Blas Infante, más que su nacimiento, es su obra y es su muerte.

Incluso los que no comparten su pensamiento deberían respetar el valor de su muerte y acudir aquí a conmemorarla. Su muerte de trueno que sigue resonando en cada Viva Andalucía Libre que sale de nuestras gargantas.

Incluso los que no comparten su pensamiento deberían restaurar su muerte consiguiendo la anulación de su sentencia. Este sería el mejor homenaje a Infante. Este es el reto que nosotros les planteamos para que este año tenga sentido más allá de un calendario de bolsillo.

Entre ellos y nosotros hay un mar de distancia. Para nosotros Infante no es una esfinge, es el pensador y el activista político con todo su potencial crítico e innovador. El hombre al que asesinaron aquí hace 74 años no murió para ser venerado en fríos y escondidos actos oficiales, sino para ayudar, apasionadamente, al nacimiento de una nación, cuyo nombre era para él sinónimo de humanidad: la nación andaluza.

Y esa tarea sigue siendo la nuestra.

Por eso yo no me apunto a la nostalgia, sino a la esperanza. Porque tenemos objetivos, herramientas, capacidad, proque tenemos la voz de los andaluces conscientes. Porque entendemos que el andalucismo no es una reliquia, ni un reducto infranqueable y excluyente. Porque sabemos que está vivo y que se parece a una casa de cualquiera de nuestros pueblos, hecha de diferentes elementos: de tierra y de luz, de azulejos y de agua, de cal y de aire. Una casa abierta, limpia y hospitalaria. Una casa para ser habitada, para estar llena de gente. Una casa sin llaves. Porque de la historia de los andaluces hemos aprendido que conservar la llave si se pierde la casa sólo es poseer la nostalgia.

Y yo soy dueña de mi esperanza.

Y una buena dosis de esperanza es lo que necesita Andalucía. De esperanza, de coraje, de esfuerzo y de audacia.

Y nosotros estamos dispuestos.

Nuestro Viva Andalucía Libre no es un grito ritual, sino que está cargado de contenido y de compromiso.

Compromiso con la autonomía andaluza. La autonomía que conquistamos apasionadamente en los días históricos (4D y 28F) y que 30 años después encontramos fríamente desvaída, indefensa, instalada en la nostalgia. Compromiso con la autonomía que nos dignifica y nos capacita para gobernarnos en un mundo globalizado y en un estado plural (España) y de poder compartido.

La autonomía es hoy tan revolucionaria como en los días fundacionales. La tenemos de derecho, pero no de hecho. Sólo consta en los papeles que nadie lee y en los que nadie cree. Con la excusa de administrarla, nos han amordazado nuestra autonomía.

Durante estos 30 años han gestionado la autonomía andaluza los que no creen en ella, los centralistas. El PSOE desde el gobierno y el PP desde la oposición. Ambos son responsables de su deterioro.

La autonomía significa poder y lleva aparejado el respeto de los demás. Y los demás, empezando por el gobierno central, no respetan a Andalucía.

¿Cómo se entiende sino que la Deuda Histórica, la dignidad de Andalucía, haya quedado convertida en metros cuadrados de nuestro suelo? Responsabilidad del gobierno central, del PSOE. Nos pagan con lo que nos sobra (suelo), no con lo que necesitamos ni con lo que dice el Estatuto de Autonomía (dinero)

¿Cómo se explica, si no es por falta de poder de Andalucía, que hayan convertido Cajasur en una red de sucursales de una caja vasca? Lo ha hecho el Banco de España y lo ha consenrtido el PP. Han deslocalizado los ahorros de los andaluces ante la perplejidad del gobierno andaluz convertido en estatua de sal. Y todo por un piñado de escaños. Os aseguro que si en esos escaños hubiera un puñado de andalucistas, cajasur seguiría siendo andaluza. Y los responsables de su mala gestión tendrían que pagar las consecuencias.

¿Cómo se asume que nos pidan la devolución de 1500 millones de euros de la financiación autonómica y, a la vez, nos digan que van a recortar la inversión y van a parar las obras de infraestructuras? ¿Qué les debemos tanto dinero cuando nos faltan tantas cosas? Pues que se lo cobren en suelo, que se lo cobren en piedras.

Es evidente que al gobierno central, formado por un partido centralista, no le interesa Andalucía. No nos engañemos, no tenemos autonomía financiera, ni económica ni política. Nos la hemos dejado secuestrar.

Por eso sigue siendo imprescindible reivindicarla y defenderla. Precisamente nosotros que creemos en ella. Precisamente ahora que, utilizando la crisis como excusa, la derecha enmascarada empieza a plantear sin complejos una involución en el Estado de las Autonomías. Porque es caro, dicen. Mentira!!, no es más caro, es que se ha derrochado mucho, es que se ha administrado mal, es que se ha corrompido la gestión de lo público. Y de la corrupción no es responsable la autonomía, sino los propios corruptos y quienes les amparan. Que paguen ellos las consecuencias, no los pueblos.

Y la socialdemocracia también entrara en este debate. Dirán que para plantear reformas, dirán que para racionalizar el Estado de las Autonomías. En realidad será para ejecutar recortes, recortes que no serán iguales para todos. Porque, no nos engañemos, la socialdemocracia es centralista tanto o más que socialista.


Razones, y estas son sólo unas pocas, más que de sobra para defender la autonomía. Para que Andalucía sea libre necesita autonomía porque, al contrario de lo que ocurre con las cosas, la libertad se gasta cuando no se usa.
------------------------------------------------

Y también la autonomía de las personas. Y hablo ahora del principal de nuestros problemas, del más grave, del más acuciante: más de 1 millón de personas en paro en Andalucía.

Por eso, nuestro Viva Andalucía Libre significa también trabajo. Trabajo para los andaluces y las andaluzas. Porque no podemos soportar más paro. Porque estamos hartos de que la crisis la paguen los que no la han causado. Porque el sentido común nos dice que hay que actuar sobre las causas de la crisis antes y con más contundencia que sobre sus efectos. Porque nosotros miramos a los ojos de los andaluces y vemos desesperación.

Y lejos de proponer soluciones o de pensar medidas que remedien este drama, el gobierno plantea una contrarreforma y carga todavía más las espaldas de los trabajadores y de los autónomos: subida de impuestos, recortes de salarios, congelación de las pensiones, reforma laboral, despido más barato, aumento de la edad de jubilación, recorte de las prestaciones sociales. Ponen multas a los jornaleros porque protestan y no se las ponen a los banqueros ni a los corruptos. es el mundo al revés.

Y en esto, una vez más, comprobamos que el PSOE y el PP están de acuerdo: fuerza con los más débiles y complacencia con los más fuertes. esta pinza centralista nos devuelve a la nostalgia y ahoga a los andaluces, a los que nosotros miramos, a los que nosotros defendemos.

Los sindicatos han convocado huelga general y nosotros les apoyamos. Porque ya es hora de decir basta, porque no estamos dispuestos a retroceder en los derechos conquistados, ni en el bienestar.

Trabajo, trabajo para los andaluces. Creación de un millón de puestos de trabajo en nuestra tierra. Ese es nuestro objetivo, ese es nuestro empeño. Esa es hoy una propuesta de vanguardia.
------------------------------------------------------------

Nuestro Viva Andalucía Libre está también cargado de futuro. Y futuro significa nuevo modelo económico. Significa bienestar y prosperidad, significa también esfuerzo y tesón.

Y Andalucía tendrá mucho que decir en el futuro si toma ahora, en el presente, las decisiones adecuadas sobre su modelo económico. Si apuesta pro la ecología como motor del desarrollo. Porque la ecología es la ética del futuro, es el compromiso con los andaluces y andaluzas que serán. Nuestro bienestar no puede ser a costa de nuestra tierra y a costa del bienestar de nuestros hijos. Por eso la ecología es, sin duda, uno de los caminos del futuro más inmediato.

Y tenemos un enorme potencial si apostamos por nuestras capacidades y nuestros recursos: la agricultura ecológica, por ejemplo. A partir de la calidad y garantizando la transformación en Andalucía y la distribución desde Andalucía. Así se aporta valor añadido, así se gana competitividad.

La rehabilitación de viviendas, de los centros históricos de nuestros pueblos y ciudades y la construcción de infraestructuras sostenibles para garantizar la cohesión social y territorial.

Y la energía. Toda civilización necesita un modelo energético que garantice el equilibrio, que sea limpio, que no contamine y que no se agote. Las revoluciones contemporáneas han venido de la mano de las revoluciones energéticas. Por eso, agotados el carbón y el petróleo, tenemos que optar por nuevas fuentes de energía.

Y en este caso, el potencial de Andalucía es, afortunadamente, enorme. Por eso la importancia de las energías renovables, porque nos pueden situar en el primer lugar del mundo y porque podemos alcanzar la autonomía energética.

Tenemos un caudal inagotable de sol y de viento. Tenemos que invertir en formación, en conocimiento, en investigación, en tecnología y tenemos que transferir ese conocimiento y esa tecnología a la sociedad en forma de bienestar.

Tenemos mucho a favor en Andalucía, pero mucho en contra en el gobierno central que, como en otros casos, toma decisiones sobre Andalucía sin Andalucía. El centralismo se convierte en despotismo, desde luego no ilustrado, sino más bien cerril. Porque el gobierno central acaba de recortar en un 45% las ayudas a los huertos solares andaluces. Una agresión más, un ninguneo más ante el silencio del PP y la ausencia del gobierno andaluz que, como en el caso de Cajasur, ni está ni se le espera.


Definitivamente, el PSOE es el pasado reciente de Andalucía y su presente agotado. Y el PP es también el pasado de Andalucía y  nunca es su presente.

El tiempo de los andalucistas es el futuro cada vez más cercano, es el tiempo de la esperanza. Tiene que ser el tiempo de los andaluces, de los hombres y las mujeres libres en nuestra tierra.

Y ese futuro empieza mañana, cuando llegue mayo. Mañana, cuando llegue mayo y los Ayuntamientos se llenes de mujeres y hombres andalcuistas.

Por eso yo me apunto a la esperanza y al trabajo duro. Por eso me comprometo a no dejarme vencer por los obstáculos. Y estoy segura de que lo haremos todos, proque ha llegado el momento de recuperar el protagonismo de nuestras vidas. Nuestro propio destino, los sentidos del arte, la emoción y la valentía. Ha llegado el momento porque no queremos lamentar, como decía Carlos Cano, no haber sido más libres, más fuertes y más enamorados. Por eso, y continúo diciendo las palabras de Carlos, tenemos que enseñar los dientes y moder los cuchillos de la utopía. Y poner alas a nuestro corazón por el cielo radical y luminoso del futuro. Para derrotar al pasado y a sus símbolos centralistas.

Por eso yo levanto la bandera de mi pueblo. Por eso yo pronuncio el nombre hermoso de mi tierra. Y tengo deseo y esperanza de caminar por el sendero y por el tiempo del futuro.

VIVA ANDALUCÍA LIBRE!!!

0 comentarios:

Buscador

Cargando...

Archivo


by Carlos Azagra