5/2/10

Brigadoom (Alanís)


Cuando era pequeña vi una película extraordinaria en la tele en blanco y negro. Se llamaba “Brigadoom”. Digo lo de extraordinaria porque hace ya muchos años y no la he olvidado y hoy, que busco una metáfora sobre un pueblo, resurge en mi cabeza el nombre de Brigadoom. La historia se difumina en la bruma de mi memoria, pero recuerdo lo esencial: era un pueblo que aparecía una vez cada 100 años, un pueblo que no estaba en los mapas y en el que ocurrían cosas mágicas.

Si ese pueblo estuviera en Andalucía se llamaría Alanís y tendríamos que buscarlo en la Sierra Norte de Sevilla. Debe ser éste 2010 el año en el que deja de ser invisible, porque hemos tenido noticias de Alanís hace poco con motivo del temporal de este invierno. Se quedó aislado por la nieve y a sus dos mil habitantes (aproximadamente) se le sumaron otras trescientas personas que pasaron la noche en las casas de los vecinos porque no se podía circular por las carreteras.

Pero esa no es la única noticia reciente sobre Alanís. Hace dos semanas, niños y mayores alanicenses (ese es el gentilicio, pero se les conoce como mojinos) vinieron a manifestarse a Sevilla, ante la Casa Rosa (sede provisional de la Presidencia de la Junta), bajo otro de los aguaceros de este invierno. Venían a reclamar algo básico, esencial, imprescindible: un colegio para el pueblo. Porque su colegio está en un edificio que tiene 400 años, en el que hay 250 niños y niñas, que no tiene patio (los municipales cortan una calle un rato cada día para que los niños salgan al recreo), en el que hace un frío que pela y al que se le han desprendido cascotes de la vieja cubierta. Imaginaros un aula en un convento del siglo XVI, ese es el colegio.

Después de la manifestación, la Junta de Andalucía (que supuestamente ha señalado la educación como la prioridad del gobierno), respondió que no había dinero para construir un colegio nuevo. Parecía un problema sin solución. Pero en Alanís, como en Brigadoom, ocurren cosas mágicas. El Alcalde de Alanís se llama Cecilio de la Fuente y es andalucista. Cecilio no se conformó con esta respuesta, él es maestro, él sí cree que la educación es la prioridad, da clase en ese colegio, los niños son “sus” niños. Y actuó. Con el apoyo de su familia, de sus compañeros y de su pueblo, con todo el coraje de un maestro y de un alcalde. Se encerró en la Diputación Provincial y comenzó una huelga de hambre indefinida para conseguir el colegio.

Y ha conseguido el dinero. Y Alanís tendrá un colegio nuevo. Ya no estará desaparecido del mapa durante otros 100 (o 400) años. La magia es, en realidad, la gente extraordinaria que responde de manera extraordinaria ante los problemas que, aparentemente, no tienen solución.

Mientras tanto, el banquero más importante de España dice que somos la novena potencia mundial (que se lo cuenten a 4 millones de personas en paro o a los pensionistas). El presidente ZP se va a rezar a Estados Unidos a ver si consigue alguna ayuda espiritual. No sé cómo nos irá con ZP en las cosas espirituales, de las materiales es mejor que nos ocupemos nosotros, porque nosotros contamos con gente extraordinaria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De manera tan contundente como sencilla quisiera decir que la labor de Pilar González es encomiable, titánica, impagable.

Tal vez "con estos mimbres" de: unidad desde la base, desprecio a los atajos de la demagogia, seriedad, trabajo de calle, eslóganes realistas y sin complejos, subrayado de las diferencias, seriedad de nuevo, etc. pueda el andalucismo hacerse visible y servir de acicate a este pueblo acomplejado y deprimido que nos van a "regalar" los veintitantos años de herencia socialista.

Anónimo dijo...

Y en esto llegó Cecilio y vió la necesidad en sus carnes, es maestro, y se fué a donde lo oyeran, se puso al frente de su pueblo, y los de arriba donde dijeron no, dijeron Si. Enhorabuena Cecilio, pero no te fies. Aupa la Sierra Norte. te invito a venir a la Jayma de Setefilla donde vivo. y...Nada Pilar, que me gusta cómo escribes, que lo bordas...
Saludos

Anónimo dijo...

Me ha emocionado. Este es el Andalucismo que tenemos que tener por Bandera, los demas no son capaces de sacarnos del pozo donde nos han metido. Viva Andalucia, cuando nos daremos cuenta....
Saludos Pilar.
Paco Rueda

Buscador

Cargando...

Archivo


by Carlos Azagra